810-600x391-600x330

Barack Obama reconoce su adicción al adobo

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ofreció una rueda de prensa el pasado lunes para hacer alusión a su problema con el pescaito frito. Obama, aseguro que llegaba a consumir dos gramos de esta sustancia al día y que aprovechaba sus viajes a New York para hacerse con varios kilos en los guetos de Brooklyn. El presidente, que reconoció ser un nuevo hombre, prometió en la cadena estadounidense CBS en horario de Prime Time, que jamas volverá a Picar y machar bien cuatro dientes de ajo, mezclados con una cucharada de orégano, una cucharita de pimentón con una pizca de sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *